miércoles, 25 de enero de 2017

Alejandro Mendez Casariego


El sueño

Escenario o montaje que se prepara para algo
que no se nos revela.
No están allí mis hermanos.
Mis hermanos cayeron en un hueco profundo.
Eso fue antes de la lluvia y las mudanzas
antes de que los juguetes fueran enterrados
antes de que el camión atropellara al perro
en la curva, a la salida del puente
Mis hermanos cayeron en un hueco profundo
y yo estoy allí, asomado, mirando el fondo
y escucho sus voces pero ya no los veo.
El escenario cambia
y estamos en la casa, como antes
estamos protegidos por el fuego
y por la voz de nuestra madre, que nos cuenta la historia
de los barbaros bajando desde el norte
sus mujeres montadas en grandes carretones
arrastrando pertrechos de otra vida.
Vuelve a cambiar el escenario y mis hermanos
ya no están. Se apagaron las luces y alguien toca
un acordeón en la distancia.
acariciamos al perro que se acerca
como devuelto por la oscuridad, está en la puerta
que ya no tiene cerradura ni bisagras
que agoniza desmontada y apilada
como todo lo que cae en desuso
canastos de mimbre pintados de verde militar
llenos de ropa doblada que parece más vieja:
mantas de tropa, borceguíes desolados
un arbolito de navidad y sus soplillos rotos.
Vuelve a cambiar el escenario.
hacemos una pila con todas nuestras armas
con los arcos las lanzas y las hondas
con las espadas templarias, los manguales, las dagas de madera
y les prendemos fuego.
Escuchamos, apagado, distante
el relincho de un caballo perdido.


de "Pieles Rojas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

éste es un blog que no obtiene beneficios económicos. Comentarios publicitarios abstenerse, gracias,,,